Es cierto que contemplar una fotografía nuestra terminada nos llena de satisfacción, pero el orgullo que sentimos a la hora de compartirla y ver la expresión de asombro y admiración en la cara de los demás, eso es una sensación gratificante que no tiene precio. Fotografiar es sobre todo comunicar. El hecho de producir un mensaje seductor que deje un efecto agradable sobre el espectador es la meta de cualquier fotógrafo.

Foto-sed

La seducción, sin embargo, no es algo casual ni accidental. Es algo que los fotógrafos procuramos conseguir mediante el uso de ciertas técnicas o medios muy concretos. Si quieres producir una fotografía que seduzca, tienes que tener muy claro, desde el momento en que piensas tomarla, cuál es el elemento de seducción que vas a utilizar. Y no, una modelo guapa con mirada sexy no es el tipo de seducción al que me refiero. Aquí buscamos seducir al espectador. Que quien vea tu fotografía le preste especial atención, sienta unas ganas irresistibles de contemplarla durante un largo período de tiempo. Seducir con una fotografía es conseguir que algo se mueva en el interior del espectador.

En el artículo al completo, se desvelan algunas técnicas que podrás aplicar en tus próximas fotografías. Con cualquiera de estos métodos conseguirás seductoras fotografías que quedarán grabadas en la retina de todo aquel que las vea. Se incluyen en el mismo igualmente algunos ejemplos concretos donde podrás ver el juego de la seducción llevado a la práctica.

Por favor, ahora vamos a llevar algo de lo que leído en este artículo a la práctica y a disfruta del resultado.

Un saludo

Fuente: http://www.blogdelfotografo.com/